25 noviembre, 2013

HOW I EVEN START ASDFGHJK

Hola a todos! (: Cómo están?
So, el sábado pasaron muchas cosas y..

Primero fuimos a ver En Llamas con Sol :D

 
Y la peli es muy genial y los actores siguen siendo igual de impresionantes y todo, pero a la vez fue tan desgarradora u don't even now. Estuve la mitad de la peli llorando y pensando 'porque me hago sufrir así' pero bueno VALE LA PENA.

Y bueno, muchos sabrán o no, que el sábado fue el 50 Aniversario de Doctor Who! *le cae una lágrima*
Obviamente estaba super emocionada y fue como algo re importante en todo el mundo porque //doctor who// y en muchos países pasaban este episodio especial en los cines, así que fuimos ^^ (un aplauso para Sol que no sabía nada de la serie pero es una hermana genial y me acompañó, y mejor aún le gustó asjkdfk)

Y FUE LO MEJOR DE LA VIDA NI LES PUEDO EMPEZAR A CONTAR I CANNOT. ADEMÁS DEL EPISODIO EN SÍ, CON EL QUE SE RE PASARON Y ESTUVO TAN GENIAL QUE DUELE Y LLORO MUCHO PERO TAMBIÉN ME RÍO COMO  LOCA IDK, TODOS ok dejo de gritar, todos las personas que fueron al cine a verlo también, fue una experiencia genial porque eran todos re nerds y se re notaba, y tenían todos remeras geniales y cosas, y había uno que estaba cosplaying a Eleven y yo *-*



BesoMaii

05 noviembre, 2013

Días de Sangre y Resplandor (Reseña)

Hola chicas! Acabo de terminar este libro y no tienen idea. No hice la reseña del primero, pero sentí la necesidad de hacer la de este porque tienen que saber lo genial que es (no es que Hija de Humo y Hueso no lo fuera, me encantó, pero saben mi mala relación con las reseñas)
Pero esta vez al minuto que lo terminé me largué a escribirla, perdonen si hay algún error porque estaba toda asdklfaldk, ok?

Título: Días de Sangre y Resplandor
Autor: Laini Taylor
Título original: Days of Blood and Starlight
Sinopsis:
Hubo un tiempo en que un ángel y un demonio se enamoraron e imaginaron un mundo diferente.
Pero no era el mundo donde vivían.

Una historia dividida entre dos mundos
El nuestro, el de ellos
Una chica y dos pasados
El humano y el quimérico
Una guerra y dos ejércitos
Ángeles contra demonios
Un don y dos deseos
Paz y venganza


Hija de Humo y Hueso es un libro maravilloso, que nos introduce a este mundo tan increíble, con las quimeras y los ángeles, y a la trágica historia de Karou y Akiva; Días de Sangre y Resplandor continúa con la historia, después del final devastador del primer libro.
Nos encontramos en Eretz, donde aparentemente la guerra ha terminado y los serafines celebran  victoria, y las pocas quimeras que quedan han sido esclavizadas. Eso hasta que un grupo de quimeras mucho más fuertes y grandes aparecen de entre las cenizas para comenzar una rebelión, y en busca de venganza. Así nos metemos de lleno en una nueva, y a la vez tan antigua, guerra entre las Quimeras y los Ángeles, y nuestros protagonistas, Karou y Akiva, se encuentran en bandos contrarios.
En el campamento de las quimeras, que está liderado por el Lobo, Thiago, Karou a pesar de su desprecio se ve obligada a aliarse con él, ya que en sus hombros recae la pesada tarea de crear un nuevo ejército de entre las cenizas, de traer de vuelta a su pueblo. Por otro lado, Akiva decide que no quiere luchar más en una guerra sin sentido.

Este libro es mucho más profundo que el anterior, donde recién entrabamos al mundo y veíamos la historia de las quimeras y los ángeles solo por la superficie. En cambio, ahora estamos metidos de lleno en este mundo, y la autora pudo transmitir perfectamente una amplia gama de emociones, todo el dolor, el sufrimiento, la traición. Y quiero hacer énfasis en esto, porque a lo largo de todo el libro pude sentir en carne propia todo lo que se tenían que enfrentar los personajes, y comprender a cada uno.
Otro punto a destacar es la introducción de una gran variedad de nuevos personajes, además de otros que ya conocíamos, y como en ningún momento se sintió que eran mero relleno, cada uno aporto algo importante a la historia.
Zuzana y Mik, que entraban en los momentos justos, cuando la tensión o el dolor abrumaban todos, ellos te hacían sacar una sonrisa, y con sus actitudes resplandecientes alivianaban el ambiente, aunque sea por un rato. De las quimeras cabe mencionar a Ziri, un amor de persona, me alegro de que haya presentado a este personaje, que llegué a encariñar mucho con él, lo cual fue peligroso por la cantidad de veces que me hizo estar con el corazón en la boca de la preocupación. Hasta en el lado de los ángeles, los hermanos más cercanos de Akiva, Hazael y Liraz, me llegaron muy profundo y encontraron un huequito en mi corazón, porque no podes hacer más que entenderlos, sentir pena por ellos, y admirarlos demasiado.
La evolución de Karou es algo muy notable, porque aunque ya fuera una muchacha valiente y decidida en el primer libro, ahora supera todas las expectativas,  sufre, madura, inevitablemente cambia y se adapta a esta situación imposible, y toma conciencia de quien es y sus actos y limitaciones, con una firmeza admirable, es una superviviente. También podemos ver toda una nueva cara de Akiva, vulnerable al principio, y nos damos cuenta de todo lo que está dispuesto a hacer para cumplir con ese sueño de paz, por más imposible que parezca. Lucha contra las ideas que se le impusieron desde que nació, a pesar de todo el sufrimiento y la miseria que pasó, puede ver un futuro diferente, y es consciente de que si quiere que se cumpla, debe actuar él.
Casi me olvido de resaltar algo que pienso cada segundo! La forma de escribir de esta autora es una de las más bellas que me crucé en la vida, y, sin duda, mi favorita. Me maravilla cada oración que leo, y no fueron pocas las veces que me paré a admirar alguna descripción o comparación.

Está repleto de acción, y hay muchos giros y sorpresas, que lo hacen adictivo, tal es la preocupación por los personajes y por lo que está por suceder que es muy difícil soltarlo. Al llegar al final, sentí tanta angustia e imponencia, pasó una cosa o dos que me tenían derramando lágrimas, pero al terminarlo, está ese rayito de esperanza, y creo que es lo que todo el libro trata de transmitir: siempre hay esperanza.

Días de Sangre y Resplandor es un libro repleto de emociones y acción, que sigue la emocionante historia entre las quimeras y los ángeles, y superó todas mis expectativas. Estos libros se abrieron paso a codazos y arañazos hasta mi lista de favoritos, y va a ser muy difícil bajarlos de ahí. Por favor, si no empezaron con esta trilogía, háganlo, que no se van a arrepentir. Y si leyeron el primero, y por algún motivo (aunque lo dudo) no saben si continuar con este, aklsdfkldsf vayan a leerlo ya.


5/5


 BesoMaii

03 noviembre, 2013

Cuento.

Hola (: Cómo están?
Voy a subir esto antes de que pueda arrepentirme tbh.
Tuve que escribir un cuento para el cole, tenía que ser policial negro, y esto es lo que salió.. Si quieren léanlo, sino no, no me ofenden OTL

"El Ángel"

Era una tarde tranquila en la ciudad de San Francisco. El calor era agobiante, la gente se trasladaba con pasos cansados; en lugar de conversaciones agitadas, solo se oían susurros ásperos.
Cerca, en una pequeña iglesia, el Padre Crowley se preparaba para la última confesión del día, una hora antes de la misa. Los últimos rayos de luz se filtraban por los ventanales, cuando se distingue la silueta de un hombre entrando al confesionario. Una voz ronca dijo:
-Perdóname Padre, porque he pecado.
-Que el Señor esté en tu corazón para que te puedas arrepentir y confesar tus pecados, hermano.
El Padre casi pudo sentir, a través del delgado panel que separaba ambos hombres en el confesionario, como los labios del misterioso sujeto se elevaban en una sonrisa.
-Vamos, Padre, puede abandonar el acto, que yo conozco sus pecados.
~
La última misa del día había terminado, y el cielo ya estaba oscuro. La gente se retiraba apresuradamente, en pequeños grupos, hasta que solo quedó la señora Stevenson, una dulce mujer que siempre ayudaba en la iglesia y horneaba pasteles. Ya había caminado un buen tramo, cuando notó que le faltaba su cartera, y riéndose ligeramente de su despiste, comenzó a volver a la iglesia. Las puertas abiertas, a pesar que ya había anochecido, lo que debió de haberle llamado la atención, pero la señora Stevenson iba pensando en otras cosas, y pasó por alto el detalle. Por eso fue una total sorpresa, cuando la mujer se encontró con una escena que no encajaba para nada en este suelo sagrado. Arriba del altar, yacía el cuerpo del Padre Crowley, con un cuchillo clavado en el corazón.
La señora Stevenson, cuando salió del shock, comenzó a gritar mientras buscaba desesperadamente su celular para llamar a la policía.
~
El detective Milton estaba caminando serenamente por unas calles de la ciudad. Estaban prácticamente desoladas, sin contar algunas personas que se movían entre las sombras, sin molestar a nadie, ya que no querían ser molestados. El clima había mejorado un poco, y el calor pegajoso de la tarde, pasó a un ligero frescor con el anochecer, acompañado de un suave viento con ese olor salado que venía desde la bahía. Acababa de resolver un caso, y estaba cansado pero satisfecho. Fue entonces cuando escuchó unos gritos que provenían de una pequeña iglesia al final de la cuadra. Se apresuró a llegar allí, y se encontró con una mujer alterada y el Padre de la capilla muerto. Parecía que no iba a poder descansar aún.
El detective se acercó para echar un vistazo antes de que llegara la policía, pero a simple vista no encontró nada útil en la escena del crimen. Se disponía a abandonar el lugar cuando la encontró. Una pequeña pluma negra, que contrarrestaba contra el pálido suelo de la iglesia. Nadie le hubiera prestado atención, y en otro momento, él tampoco. Pero esa simple pluma negra guardaba un significado muy grande, y cambiaba toda su perspectiva del caso. Salió corriendo hasta un callejón detrás de la iglesia, y alcanzó a ver la punta de un largo abrigo desaparecer por la esquina. No se iba a molestar en seguirlo, sabía que cuando quería podía desaparecer en la noche; pero el detective Milton sabía quién era el culpable de el crimen, pues ese mismo hombre lo había salvado años atrás.
~
Cuando Milton recién comenzaba como detective, con esa ingenuidad que se saca con la experiencia, y la valentía ciega que te da la juventud y el entusiasmo de enfrentarse a algo nuevo, terminó acorralado en un callejón por dos hombres que le ganaban en altura y fuerza. Se había metido con la gente equivocada, y ahora lo estaba pagando. Con cada golpe se le nublaba cada vez más la vista, y pensó que este sería su fin. Pero, de repente, escuchó un estruendo y los golpes cesaron. Logró levantarse y vio que sus agresores yacían muertos en el piso; y del hombre que lo salvó, llegó a ver unos intensos ojos azules, y al instante después desaparecía por la calle. Solo había dejado una evidencia de su presencia; una pluma negra.
~
Fue una gran sorpresa para el detective encontrarse nuevamente con un indicio de este hombre, que lo salvó tantos años atrás. Al principio, seguía cada pista que se le presentaba en este caso. Plumas negras, criminales asesinados a sangre fría, y averiguó que en las calles se conocía a este asesino como “El Ángel”. Pero con el paso del tiempo, vio que era un callejón sin salida, el hombre sabía muy bien como cubrir sus huellas.
Pero ahora que una vez más sus destinos se habían cruzado, no lo iba a dejar escapar tan fácilmente, quería encontrarlo. Cuando lo hiciera, no estaba seguro si debería agradecerle o encerrarlo, porque sin importar su historia personal, era un asesino.
Tantos años de investigación tampoco fueron en vano, por lo tanto sabía que era un fanático religioso, y que, de algún modo en su mente, era su deber eliminar a los pecadores del mundo. Con este dato sabía que el cura debía guardar algún secreto oscuro en su pasado, “El Ángel” no tomaría una vida inocente. Ahí tenía algo por donde comenzar.
El detective se pasó toda la noche vagando entre comisarías y callejones, un secreto como ese, del cura de una iglesia, respetable y limpio de todo pecado a la vista de todos, no sería fácil de encontrar. Pero Milton era bueno en su trabajo, con los años se había ganado una reputación y un gran número de informantes y personas que le debían favores. Así que al amanecer, un muchacho de aspecto desaliñado le dejó un sobre. Este sobre revelaba ese secreto que el cura había tratado tan bien de esconder, y lo logró por muchos años, pero nada le pasaba por alto a “El Ángel”, que seguramente había encontrado esta información mucho antes que él mismo, y solo estaba esperando el momento justo. Hace unas cuantas décadas, incluso antes que  se convirtiera en cura según el informe que tenía en sus manos, el Padre Crowley había sido acusado por cargos de abuso de menores.
Milton se deshizo propiamente del sobre, y mientras caminaba, su cabeza era un remolino de ideas, y pensaba, hasta qué punto estaba errado “El Ángel”.
Había caminado por un tiempo largo, y se dio cuenta que llegó a las cercanías del famoso puente de la ciudad, el Golden Gate. Estaba por dar la vuelta, cuando lo vio. Impasible, mientras el viento alborotaba su cabello, avanzaba cada vez más hacia la punta del puente. Se sacó el largo abrigo que lo cubría, y desveló un intrincado tatuaje que cubría toda su espalda. Inconscientemente, Milton se estaba acercando cada vez más, por lo que pudo reconocer que eran dos alas color azabache, y comprendió a que se debía su apodo. También, no podía ignorar lo que estaba por hacer, pero estaba muy lejos para poder evitarlo ya.
Antes de que sucediera lo inevitable, el infame Ángel, se dio vuelta y miró fijamente a los ojos del detective, con los suyos que eran tan azules como los recordaba. Luego, saltó. Por un segundo pareció que estaba volando; luego su mundo se inundó de oscuridad.
-


*se esconde abajo de una piedra*


BesoMaii